La larga hegemonía del dólar estadounidense como moneda de primacía mundial puede verse derrocada dentro de muy poco, de acuerdo con el experto en sistemas monetarios globales Barry