En los últimos tiempos, las muertes por diabetes han ido en incremento y ocupan la tercera causa de muerte en Puerto Rico, conforme estadísticas del Departamento de Salud.